Taladros: usos y funciones

Publicado en Blog.

El taladro es una herramienta muy utilizada en diferentes ámbitos de la vida: tanto en el trabajo como en tareas domésticas. Muchos definen al taladro como la máquina que contiene el elemento que hará el trabajo, ya que suele incorporar un accesorio rotatorio que hará lo que le pidamos. En este sentido, puede tratarse de una broca, que permite perforar agujeros en madera, piedra, granito, cemento, hormigón, plástico, metales ligeros, etc, pero también puede ser un destornillador, una fresadora, una piedra de lijado, por mencionar algunas. Es muy importante determinar qué tarea vamos a realizar para elegir el accesorio adecuado. Esto tiene que ver no sólo con un óptimo funcionamiento del aparato sino también con cuestiones de seguridad. Enteráte más acerca de los taladros con esta nota de Ormac, Herramientas y Máquinas en Córdoba.

Existen diferentes tipos de taladros en el mercado, que se ajustan a diferentes presupuestos y funcionalidades. Como primera pista para elegir el adecuado, debemos pensar en tres cuestiones puntuales: cuál es la tarea a ejecutar, el material sobre el cual se va a trabajar y la frecuencia de uso. Es decir, no es lo mismo utilizarlo en mampostería que para tareas de bricolaje. Y no debemos perder de vista que un uso inadecuado puede arruinar la máquina.

taladro

Por otro lado, en cuanto a la elección, también nos encontraremos con los taladros con cable y los inalámbricos.
La Potencia es otro aspecto a considerar. En este sentido, los que tienen cable tienen mayor potencia y velocidad y están pensados para trabajos más duros y difíciles, como la perforación de mampostería, ladrillos, granito, cemento, etc. Se mide en vatios y varía, según los modelos, entre 500 y 1000 W.
Por su parte, los taladros inalámbricos eliminan la molestia del cable y la necesidad de un tomacorriente, pero por esto mismo tienen limitada su autonomía, al depender de la duración de la batería. Sin embargo, la tecnología esta mejorando progresivamente este aspecto. En este sentido, a menos que busquemos una exigencia superior para trabajos pesados, un taladro inalámbrico será suficiente.

Algunos usos y los accesorios necesarios:
- Perforar: con brocas, según el material.
- Atornillar: con puntas de destornillador
-Fresar: consiste en arrancar virutas para darle forma a una pieza, a través de una fresa adecuada.
- Lijar, cepillar o pulir: con discos
-Bombear: según el tipo de taladro, algunos son utilizados como bomba de agua si cuentan con el accesorio indicado.

Precauciones en el uso del taladro
Es importante tener ciertos cuidados al momento de usar el taladro.

- Usar las gafas de protección para evitar que las virutas salten a los ojos.

- Abrocharse la ropa suelta para evitar que se enganche con la parte giratoria.

- Al momento de colocar o ajustar el accesorio, hacerlo siempre con el taladro desenchufado.

- Retirar la llave de buzas antes de conectar el taladro. Puede salir volando y golpearnos.

- Utilizar siempre el tipo de accesorio adecuado al trabajo que se va a realizar.

- Sujetar bien la pieza que será trabajada. Si es necesario, usar algún material que nos ayude.

- Evitar tocar la broca o la zona taladrada apenas terminamos de hacer el agujero porque el calor no puede quemar.

En conclusión ¿qué tener en cuenta al comprar un taladro?
- Potencia: mínimo recomendable de 500w.
- Velocidad de rotación: expresada en r.p.m. (revoluciones por minuto). Es recomendable con regulador de velocidad.
- Percutor: es importante que disponga de percutor si queremos usarlo para superficies duras.
- Con cable o sin cable: de acuerdo al tipo de trabajo y también según la autonomía deseada.